Home » Cultura » Firman contrato promesa de compra-venta del Teatro de la República

Firman contrato promesa de compra-venta del Teatro de la República

71_273_19112_2111560832__91a2585

El gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, firmó como testigo de honor del contrato promesa de compra-venta del Teatro de la República, que firmaron en este recinto histórico los representantes del Senado de la República y la Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P., quien hasta este día fungía como dueña del inmueble.

Domínguez Servién reconoció, por un lado, la voluntad de los integrantes del Senado de la República, encabezados por el senador Pablo Escudero Morales, presidente de la Mesa Directiva; y de los senadores testigos, para integrar este recinto al patrimonio nacional y asegurar su correcta preservación.

“Expresa la fortaleza de nuestro federalismo y la unidad con la que las y los mexicanos sabemos actuar cuando la Patria nos convoca”, apuntó.

Asimismo, agradeció a los miembros de la Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P. -la institución de asistencia más antigua de Querétaro- a través de su presidente, Jaime García Olivares, “no sólo por responder a la dignidad de este magnífico edificio y preservarlo durante todos estos años, sino también por permitir que hoy la grandeza invaluable de este Teatro de la República sea un legado de Querétaro para todo México”.

Con este acto, dijo el mandatario estatal, Querétaro confirma su vocación como referente de las causas federalistas y como cruce de los caminos de la historia de México, pues en el estado se han escrito numerosos episodios de la historia nacional.

“Una historia que baja desde el Cerro de Sangremal, donde el Ejército Republicano rompió el Sitio de Querétaro, restaurando la República; pasando por la Casa de la Corregidora, por cuyas puertas partió la flama de libertad que incendió a todo un pueblo con la luz de la Independencia; hasta este insigne Teatro Iturbide, hoy Teatro de la República, terminado en 1852”, señaló.

La memoria de este Teatro, continuó el gobernador, es también la memoria de todas y todos los mexicanos, toda vez que fue escenario de la primera interpretación del Himno Nacional el 15 de septiembre de 1854; fue sede del tribunal militar que enjuició a Maximiliano, Miguel Miramón y Tomás Mejía en 1867; del 1 de diciembre de 1916 al 31 de enero de 1917 fue alta tribuna para los acuerdos más relevantes de la Nación; y cuna de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que aún nos rige.

“Esa es la relevancia de esta firma histórica y ese es también el llamado del pacto federal: cimentar en las mejores ideas y en los mejores acuerdos, el camino del bien común de México (…) Hoy asumimos esta vocación y este llamado con profunda convicción patriótica, poniendo este recinto en las mejores manos: las manos del pueblo de México”, concluyó.

Este martes 29 de noviembre, el Pleno del Senado de la República aprobó en sesión y por votación económica la adquisición del Teatro de la República, designando al presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero Morales, para fungir como representante jurídico del Senado para realizar los actos tendientes a la adquisición del inmueble.

En su intervención, Escudero Morales subrayó la riqueza histórica del recinto y el compromiso del Senado para que este inmueble forme parte de los bienes de la Nación y recordó que el 30 de noviembre de 1916 fue instalado el Congreso Constituyente que habría de elaborar la Carta Magna.

“(…) Para poder progresar, para hacer que todos vivamos mejor, sin duda para poder tener un gran futuro es necesario recordar el pasado y esto es parte del pasado, de nuestras raíces, de nuestra historia”, manifestó.

El presidente del Patronato de la Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P., Jaime García Olivares, expresó que con los recursos que se obtengan de la venta, la Fundación construirá la Ciudad Josefa Vergara en la que se atenderá a 450 niñas y niños de escasos recursos, con problemas de desintegración familiar, y con problemas de ceguera; constará de dormitorios, baños, salas de estudios, comedor, salas de cómputo y de usos multiples, y áreas de psicología y recreación; también se construirá una escuela primaria y secundaria.

“Hoy participamos en un hecho que continuará cumpliendo las disposiciones de una gran mujer que dejó todos sus bienes para la ayuda de los más necesitados, doña María Bárbara Josefa Vergara y Hernández (…) 207 años de una historia viva se verán coronados en esta magna obra”, señaló.

García Olivares recordó que en 1809 se fundó el primer hospicio para los pobres, de acuerdo al legado testamentario de Josefa Vergara, en el que se atendía a 300 personas por año;  en 1881 se fundó la Junta Vergara de Beneficencia, en la que se asistía a alrededor de 400 niños por año; en 1992, la Junta se transformó en Fundación que apoya en la actualidad a 200 benefiaciarios directos y a 400 indirectos todos los días.

El contrato promesa de compra-venta también fue firmado por los senadores Enrique Burgos García, Emilio Gamboa Patrón y Roberto Gil Zuarth; así como por Roberto Figueroa Martínez, secretario general de Servicios Administrativos del Senado; y por el secretario del Patronato de la Fundación Josefa Vergara, José Luis H. Alcocer Delgado.

Al acto se dieron cita, el secretario de Gobierno del estado, Juan Martín Granados Torres; la directora del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes (IQCA), Paulina Aguado Romero; Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana; entre otras personalidades.